top of page

ARGUMENTOS HISTÓRICOS

  • El arraigo de la Fiesta de los toros en nuestro país se remonta a los primeros años de la conquista.

 

  • ​Con la integración cultural de los dos pueblos que dieron origen a México, es decir, el indígena y el español, la Fiesta de los toros fue adoptada en nuestro país como una Fiesta propia.

 

  • Por tanto, México es desde su origen un país eminentemente taurino, motivo por el cual la fiesta de los toros forma parte del patrimonio cultural de los mexicanos.

 

  • La Fiesta de los toros en México, además de su remoto origen, ha desarrollado diversas facetas y suertes originales a lo largo de su evolución, que la hacen única e irrepetible.

 

  • Para ser fieles a sí mismos y preservar su identidad nacional, las naciones deben respetar, cuidar y fomentar sus tradiciones. México no debe ser una excepción a este principio fundamental.

 

ARGUMENTOS JURÍDICOS

 

  • La Constitución mexicana contempla diversas garantías y derechos humanos en beneficio de los gobernados, los cuales deben ser respetados por las autoridades, sean federales, estatales, del distrito federal o municipales.

 

  • En la Constitución mexicana se encuentran los argumentos jurídicos necesarios para proteger y permitir la celebración de las corridas de toros en nuestro páis, así como el ejercicio de los participantes en las mismas, como se desprende de los preceptos constitucionales que a continuación se mencionan:

 

  • El Artículo 4o. constitucional dispone que “toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales.”

  • Adicionalmente, el Artículo 5o. constitucional contempla la libertad de trabajo, al expresar que “a ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos.”

 

  • Finalmente, el Artículo 6o. constitucional establece la libertad de expresión, al declarar que “la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa.”

 

  • Por tanto, el marco constitucional enunciado debe servir de base para defender jurídicamente a la fiesta de los toros de cualquier atentado por parte de los particulares o de las autoridades, ya sean federales, estatales, del Distrito Federal o municipales.

 

  • La violación de las garantías y derechos sancionados por nuestra constitución podría dar lugar a la interposición del juicio de amparo, que es el instrumento que los gobernados tenemos a nuestro alcance para defendernos de los actos ilegales de las autoridades.

 

  • El Distrito Federal se ha distinguido por legislar para proteger los derechos de diversas minorías; por tanto, si los aficionados taurinos constituimos una minoría, también tenemos el derecho a exigir que se nos respeten nuestras libertades y derechos.

 

ARGUMENTOS CULTURALES

 

  • La Fiesta de los toros es una manifestación artística en sí misma, pero además es un arte que genera arte, toda vez que las demás disciplinas artísticas encuentran una fuente de inspiración en este espectáculo.

 

  • Es innegable que la Fiesta de los toros ha ejercido una notable influencia en la pintura, la escultura, la literatura, la música, la fotografía, la arquitectura y el cine, así como en múltiples expresiones artesanales populares.

  • Por tanto, afirmar que la Fiesta de los toros no es cultura, es simplemente una falacia insostenible.

 

ARGUMENTOS ECONÓMICOS

 

  • La Fiesta de los toros constituye una importante fuente de trabajo, pues genera una gran cantidad de empleos, tanto directos como indirectos, a cual más dignos y respetables.

 

  • En diversos lugares de nuestro país, la Fiesta de los toros genera una importante derrama económica, además de que los festejos taurinos son acontecimientos imprescindibles en un gran número de festividades populares.

 

  • Por tanto, los intentos de prohibir este espectáculo amenazan con afectar gravemente el ingreso y el nivel de vida de muchos habitantes de nuestro país, al atentar directamente contra sus fuentes de trabajo.

 

CONCLUSIONES

 

  • La Fiesta de los toros constituye un elemento indisoluble de nuestro patrimonio y acervo cultural.

 

  • La prohibición de la Fiesta de los toros significaría una grave violación a diversos preceptos constitucionales, los cuales están por encima de cualesquiera otras legislaciones o reglamentaciones internas.

 

  • La protección al acceso a la cultura, a las garantías de libertad de los gobernados, así como a la libertad de trabajo, están por encima de los intereses mezquinos y sectarios.

 

  • Los integrantes de la comunidad taurina mexicana: empresarios, ganaderos, apoderados, toreros, subalternos, periodistas especializados, aficionados y demás personas que viven de la fiesta, debemos luchar por proteger, respetar, fomentar y engrandecer la fiesta taurina, con la seriedad y dignidad debidas, a fin de garantizar el futuro venturoso de la misma en nuestro país.

MANIFIESTO     ¡ Sí A LOS TOROS !

bottom of page